smartwatches

Guía de pantallas de smartwatch: ventajas de cada tipo

Uno de los aspectos más complejos y que más dudas genera a la hora de comprar un smartwatch es, precisamente, su pantalla. La pantalla del smartwatch es la parte del reloj que vamos a utilizar para interactuar con él (en el caso de los smartwatch táctiles), y el aspecto determinante para la duración de la batería en todos los casos.

Las dudas se agravan cuando vemos la gran diversidad de tipos y resoluciones en el mercado de los smartwatch: analógicas, TFT, LCD, AMOLED, e-paper… y cada una con sus ventajas y sus inconvenientes. No queremos engañar a nadie: en este artículo no te vamos a decir qué tipo de pantalla buscar en un smartwatch y cuál desechar, eso debes decidirlo tú. Sin embargo, leyéndolo sí que conocerás los distintos tipos de pantalla y qué ventajas e inconvenientes tiene cada uno. Así podrás decidir cuál se ajusta mejor a tus necesidades.

Las pantallas analógicas

Sí, en el mundo de los smartwatch hay pantallas analógicas. Como ejemplo tienes las pantallas de Cookoo y de Cogito Classic. Son pantallas redondas no táctiles, Smartwatch Cogito Classicbasadas en iconos que se iluminan para las notificaciones.

Evidentemente, son las que más autonomía permiten al smartwatch. En los dos ejemplos, el reloj funciona con una batería CR2032 (la clásica pila de botón de los relojes, mandos de garaje, llaves de coche, etc) con una autonomía de un año, imposible de ver en smartwach con otro tipo de pantalla. Esto, por supuesto, limita mucho la interacción con el smartwatch, limitándose a notificaciones mediante iconos y a los botones de función que incluya el reloj. Si para ti un reloj inteligente significa poder interactuar con él, olvídate de este tipo de pantallas.

La tinta electrónica

La opción que triunfó en 2013 fue la pantalla de e-paper de Pebble. La tecnología e-paper de tinta electrónica es la misma que se utiliza en los lectores de ebook. La ventaja es doble: Smartwatch Pebble con pantalla de tinta electrónicase eliminan los incómodos reflejos en la pantalla en espacios exteriores o fuertemente iluminados que sufren las pantallas LCD/TFT, y la autonomía es bastante aceptable para una pantalla más interactiva que las del apartado anterior (7 días en este caso).

Para empezar, tampoco es una pantalla táctil, sin embargo los botones de función permiten navegarla, por lo que sí es interactiva. Al ser de e-paper es monocroma, así que no esperes grandes gráficos. De hecho, no esperes gráficos en absoluto: sólo hay texto. Eso alarga el ciclo de batería como hemos dicho, y permite que el reloj sea bastante más pequeño, al no ser necesarias grandes resoluciones. Es un compromiso bastante aceptable entre usabilidad y autonomía, que de hecho convenció a la mayoría de compradores de smartwatch en 2013.

TFT vs. LCD

Parece que nos cuesta asilimar las diferencias entre pantallas TFT (Thin-Film Transistor) y LCD (Liquid Crystal Display). De hecho, LCD es un término genérico: una pantalla TFT es un tipo de LCD.

Las pantallas TFT superan en nitidez y en brillo a las pantallas LCD normales. Además, una pantalla TFT se actualiza más rápidamente que una pantalla LCD normal, por lo que el movimiento se muestra de forma más natural y fluida. Las pantallas LCD también producen más reflejos, por lo que son más incómodas en exteriores. De todo ello podemos ver que las pantallas TFT son mejores que las LCD normales, sin embargo no todo van a ser ventajas: las pantallas TFT, además de ser más caras, consumen más energía, lo que en un smartwatch puede traducirse en una diferencia apreciable de duración de la batería.

LED / OLED / AMOLED / Super AMOLED

Sepamos o no cómo funciona, todos hemos oído hablar de la tecnología LED (Light-Emitting Diode), y Pantalla Super AMOLED del smartwatch Samsung Galaxy Gear 2 Neomás o menos tenemos claro lo que significa: imágenes de muy alta calidad y consumos muy bajos. Es una tecnología en rápida evolución, que va dando lugar a nuevos tipos basados en ella: OLED, AMOLED y sAMOLED (Super AMOLED) son tecnologías basadas cada una en la anterior, y que la van mejorando.

En pocas palabras, este tipo de pantalla son de mucha mayor calidad y mucho menor consumo que las pantallas basadas en LCD (incluyendo las TFT), y debemos preferirlas sobre ellas. Un ejemplo de smartwatch con pantalla con tencología Super AMOLED es el Samsung Galaxy Gear 2 Neo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas 4,86 sobre 5 (7 votos)
Cargando…
Share This